Tips para maridar vinos y quesos

Al arte de combinar un vino con algún alimento, con el objetivo de potenciar los sabores, se le llama maridaje. Una mala elección del vino te podría llevar a opacar el sabor de la comida, o incluso, puede generar un sabor desagradable al momento de combinarlos.


Ahora que el maridaje de platos y alimentos con vinos está en auge, resulta importante contar con algunas nociones básicas sobre cómo maridar quesos y vinos, ya sea para preparar un aperitivo informal con la familia, o para sorprender a tus amigos la próxima vez que los invites a comer a tu casa.


¡Así que aprovecha esta guía rápida para maridar quesos y vinos, que te permitirá lucir como una auténtica experta!


Deja el miedo


El mejor consejo que les podemos dar para el maridaje de vinos y queso es que no tengan miedo de probar. Al final lo que se impone es el sentido común, donde podremos ir mezclando vinos y quesos y elegir por nosotros mismos las mejores combinaciones.


Haz una combinación geográfica


Combina vinos y quesos de acuerdo a su zona de origen, o incluso de la región local. Del mismo modo que las condiciones de crecimiento imparten características particulares (llamados "terroir") a los vinos de una región, estas mismas características se imparten a los quesos a través de la vegetación en la que los animales pastan.


El tipo de queso


Algo que hemos podido constatar es que los quesos blandos maridan a la perfección con vinos con aguja y vinos espumosos ya que el carbónico o las burbujas potencian las buenas sensaciones en boca y ayudan a limpiar el exceso de grasa de estos quesos con la acidez de estos vinos.


También hay que tener en cuenta que, a mayor curación del queso, mayor crianza del vino y por lo tanto mayor cuerpo, y viceversa. Esta regla sirve tanto para blancos como para tintos.


Explora diferentes quesos


Los quesos varían no solo en su método de elaboración, sino también por el tipo de leche que se utiliza para elaborarlos. Por ejemplo, los quesos de cabra frescos son livianos, con dejo a limón, y un tanto ácidos en sus perfiles, de sabor y textura cremosa. Estos combinan bien con vinos blancos nuevos, como un Sauvignon Blanc, Chenin Blanc, Pinot Gris y Riesling.


Por otro lado, los quesos de oveja envejecidos combinan mejor con Gewurtztraminers y Zinfandels afrutados. Los quesos de vaca envejecidos (como el Parmesano) van bien con vinos como el jerez.


Mantenlo simple


Para mantener las cosas simples, elige un vino y un queso del mismo estilo. Por ejemplo, los quesos llenos de sabor, tales como los quesos cremosos sin corteza van bien con vinos de cuerpo medio a completo, como el Merlot, Zinfandel o Syrah. Del mismo modo, los quesos ligeros maridan bien con vinos ligeros, como el Riesling, Pinot Gris o Pinot Noir.



Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
CONTACTO

hola@tusommelier.com

+57 3187077526

SOCIAL
  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
Condiciones de Uso y Política de Datos Personales