¿Que vino argentino va mejor con mi pizza?

A la hora de poner una porción de mozzarella en el plato los argentinos pensamos en cerveza. Error: no hay como un buen vino ligero para acompañarla.


La pizza, más o menos como la conocemos hoy, es un invento napolitano de fines del siglo XVIII. Nápoles, la ciudad pobre y rica por antonomasia del sur de Italia, desarrolló un universo de venta ambulante en el que la pizza fría y sin queso era el alimento diario, si damos crédito al historiador John Dickie. Como en la ciudad entonces era más seguro beber vino que agua –el cólera fue el peor flagelo de la era moderna- desde sus comienzos la pizza se bajó con un trago de vino.


Con los años, el maridaje fue evolucionando. La pizza es harina, levadura, aceite, tomate y mozzarella, ingredientes que son perfectos para la fruta y la acidez de los vinos.


Los mejores vinos pizzeros no son los tintos con abundante madera ni los reserva o sobrios Malbec de alta gama. Por el contrario: un tinto ligero y frutado como un Bonarda rampante, un rosado con brillo o un blanco perfumado y fresco son perfectos.


Para presentar al vino como el compañero ideal de la pizza: su frescura. Mejor inclusive si se trata de un blanco aromático, como Sauvingon o Chardonnay, porque al destello de frescura le suma el frío de su temperatura.


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
CONTACTO

hola@tusommelier.com

+57 3187077526

SOCIAL
  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
Condiciones de Uso y Política de Datos Personales