El eterno italiano

La larga historia del vino Italiano y sus múltiples estilos es ya bien conocida y difundida en el mundo; desde el norte al sur de la península son elaborados variados tipos de vino con cepas autóctonas, muchos de ellos tan famosos y longevos que se convirtieron en iconos del mundo del vino.

Pero Italia es más: su gastronomía es tan rica que la llamada dieta mediterránea se expande y es consumida en todo el mundo con productos como queso, pan y aceite de oliva. Por si fuera poco, sus licores son tan destacados que tienen su lugar en todas las barras.


Y es precisamente en las barras donde el uso de vermuts, licores y algunos de los más reconocidos amargos del mercado se dan cita para la creación de innumerables cocteles que como el vino, trascienden y se vuelven eternos, por eso nombres como Negroni son sinónimo de Italia y su historia.


Es un trago nacido en los años 20´s, creado para el conde Camilo Negroni en una de las más tradicionales barras de la época. Cansado de consumir siempre vermut rosso y campari le pidió a su bar tender que modificara la receta y le sumara tonos alcohólicos, el resultado hizo historia. Para el tomador de Negroni y conocedor de la receta serán siempre partes iguales de Campari, Vermut rosso y ginebra (de preferencia London dry gin), lo que resulta en un trago de potencia alcohólica, complejo y elegante.


Los grandes cocteles creados en alguna época remota son relevantes por muchas razones, entre ellas la sencillez y elegancia con la que se desarrolla un trago con pocos componentes bien trabajados. El negroni tiene su lugar en este selecto listado de cocteles por su contundencia, y aunque no es para todo público, debido a un carácter marcado de amargor al final, lo convierte en un trago para conocedores. No se puede perder la oportunidad de probar este Eterno Italiano.


Entradas destacadas
Entradas recientes